Extracto del pregón de Manuel Caro López, 22 de marzo de 2015

0

Extracto del pregón de Manuel Caro López, 22 de marzo de 2015

… …

No pasó mucho tiempo porque el 15 de Abril de 1.988 un grupo de jóvenes se reúnen en la Casa de la Virgen con la intención de fundar una nueva Hermandad en Lora y en mi barrio querido de la Huertecilla en la Parroquia de San Sebastián.

Comienza una dura prueba que somete a la Junta Promotora la autoridad Eclesiástica que van superando con firmeza y rigor al mismo tiempo que encargan al imaginero Loreño Juan Ventura la talla de Ntro. Señor Jesucristo en su entrada en Jerusalén, y la de María Santísima de la Paz.

Y llegó el día soñado por este grupo de jóvenes, Hacer su primera Estación de Penitencia, fue el día 4 de Abril de 1.993. Y allí estaba yo, ilusionado y nervioso como todos, pendiente de mi cuadrilla de costaleros, dando las últimas instrucciones y animándolos. Las puertas se abren, sale la Cruz de Guía, todos mirábamos hacia la calle, estaba abarrotada de gente deseosa de ver esta nueva Hermandad, pero algo pasaba, veía al Hermano Mayor y la Junta de Gobierno hablar mucho y nerviosos, pregunté qué pasaba y me comunican que la Banda de cornetas y tambores de Rota aún no había llegado y había que salir. Me dieron la orden y enseguida mi cuadrilla debajo del paso del Señor hicieron la primera levantá, VAMOS DE FRENTE POCO A POCO, NO CORRER, TRANQUILOS, y así nos fuimos hasta la misma puerta de la Parroquia. El murmullo de la gente se oía perfectamente, Caro vámonos a la calle, no podemos esperar más. Mi Amigo y capataz del Paso de María Santísima de la Paz, Pepe Jiménez, me desea tranquilidad y suerte, nos damos un abrazo, el deseo es mutuo, se levanta el Paso, Dios mío que grande se ve ahora, a Jesús Varea mi compañero como capataz le digo: Jesús en cuanto salga la palmera me avisas, LAS LLAMAITAS MUY CORTAS, ATENTOS TODOS AHI ABAJO A LO QUE SE MANDA, VAMONOS DE FRENTE, TIERRA TODOS POR IGUAL, VAMOS DE FRENTE, no dio tiempo a salir el paso entero cuando se escuchó un largo y fuerte aplauso, y se me ocurrió decir a mis costaleros, para que queremos música si la mejor música son los aplausos de nuestra gente, VAMOS ESOS CUERPOS ARRIBA que ya estamos en la calle, VAMOS A ANDAR COMO SABEIS.

Pasó poco tiempo y parados volvimos a escuchar aplausos, La Virgen de la Paz está saliendo, que pena me dio no poder verla y le pedí, Ayúdanos Madre a caminar.

Al salir a la Alameda del Tren, por fin, la Banda, ya la cuadrilla iba más tranquila, contenta, andando al compas del tambor y así hasta terminar aquella triunfal  entrada de Ntro. Señor en la Jerusalén de Lora.

Perdónenme  pero os tengo que hablar de mi cuadrilla, de mi gente, como dicen ellos, Al igual que Pepe, nos encontramos con chavales de entre 15 y 17 años, sin experiencia como costaleros, pero con ganas de aprender y comprometidos y eso fue fundamental para que mi cuadrilla se convirtiera en muy poco tiempo en una de las más admiradas de nuestro pueblo.

Recuerdo que además de los ensayos me los llevé a varios sitios y les ponía videos de costaleros de Sevilla haciéndose la ropa, ensayando, Imágines de diferentes pasos, distintas formas de andar e incluso una noche en varios coches me los llevé a Triana al ensayo del Misterio de San Gonzalo, empezaron sobre las doce de la noche y nos vinimos sobre las tres y decían que terminarían a las cinco. Allí comprobamos como se ensaya, como las esposas de muchos de aquellos costaleros trianeros iban detrás del paso con sus niños durmiendo en los cochecitos, decían que los esperaban para  desayunar  juntos.  Algunos de mi gente venían alucinando de lo que acababan de ver y yo les decía, son hombres como vosotros, no vais ustedes a ser capaces de llevar un paso como ellos.

Aquello y otras decisiones os puedo asegurar que sirvió de mucho, fue el empujón que necesitaban para creerse ellos mismos que podían y lo demostraron primero con Jesús y conmigo y luego con el actual capataz, Carmelo, que salió de aquella cuadrilla.

Como os decía al principio yo no concibo que el pertenecer a una hermandad como hermano no se tenga presente como parte principal de nuestra fe a nuestros titulares, y os quiero contar una anécdota ya que os estaba hablando de mis costaleros, recuerdo que en los primeros ensayos, antes de meterse debajo del paso, me los llevaba a la Capilla donde estaba el Cristo y la Virgen y me ponía a rezar en voz alta un padre nuestro y un Ave María, y terminaba pidiendo por nuestra salud y la de sus familias. El primer día solo se escuchaba mi voz y algunas risas detrás, el segundo ya estaban más callados menos uno que se volvía a reír, me volví hacia él y le pregunte, ¿ sabes que estamos rezando por la salud del hermano de tu compañero ? ¿ sabes que estamos rezando por los que han perdido su trabajo ? ¿ sabes que estamos rezando por la salud de tus padres ? todo ello con cariño y mucho respeto y  os aseguro que al tercero allí todos rezaban y aquel gesto se convirtió en una costumbre. Como para no sentirse orgulloso de ellos, cada vez que los veo me entra una alegría inmensa, fue un regalo del Señor  conocer  a  aquellos  jóvenes, hoy hombres, muchos casados y con hijos y saliendo algunos todavía debajo del paso, no sólo de la Hermandad de la Borriquita, sino de todas las Hermandades de Lora y en algunas de Sevilla. Como para no sentirse orgulloso de ellos.

Y no, no me olvido de vosotros dos, Fernando y Antonio. Dios quiso que os fuerais con EL y cada Domingo de Ramos bajáis para poneros en la trabajadera de nuestros corazones.

Al poco tiempo la Hermandad decide hacer un paso nuevo y adquirir alguna imagen más, me enseñan un día el proyecto, que bonito, ¿más grande? si cabe una trabajadera más, madre mía ¿ y este barco cabrá por la calle Cristo ?.

El paso arriado en la calle San Fernando, esquina con calle Bailén, ATENTOS QUE VOY A LLAMAR levanto el faldón, OIDO, EN EL CRISTO NO CABE UN ALMA, VAMOS A TRABAJAR COMO SABEIS, ATENTOS A LA MUSICA Y LOS CAMBIOS DE CORNETA, toco el martillo y el paso vuela hacia el cielo, buena levantá, VAMONOS DE FRENTE, suena la primera marcha, viene de costero a costero, al cambio del cornetín, el pié izquierdo por delante, primeros aplausos, cambio de costero a costero, MENOS PASOS QUIERO, el paso llega a la altura de la calle Méndez Nuñez, la gente se echa para atrás un poco asustada, me dirijo a ellos,  tranquilos no moverse nadie, VAMOS ESA DERECHA ALANTE muy poco a poco, AGUANTA LA DERECHA ATRAS, SIGUE ASI MIARMA, SIGUE LLAMANDOTE, VAMOS LA DERECHA ALANTE Y LA IZQUIERDA ATRAS, ya está el paso derecho en pleno Cristo, JUANI EL PASO ES TUYO, NO PARARSE, VAMOS DE FRENTE, SIEMPRE DE FRENTE, ATENTOS A LA MUSICA, más aplausos, el Hermano Mayor, diputados de tramo, nazarenos que no querían andar, José Antonio “Muñoles” mi aguaó eterno pegadito a mí, dando ánimos a los costaleros,  allí no cabía un alfiler, el paso se veía inmenso, VAMOS LA IZQUIERDA ALANTE Y LA DERECHA ATRAS, la manigueta derecha casi rozaba la puerta del antiguo bar Avellana, AGUANTA UN POCO MANOLO, SIGUE LA DERECHA ATRAS, otra marcha, ya van tres, poco a poco va revirando hasta ponerse derecho, VAMONOS DE FRENTE, JUANI, sigue mandando, VAMONOS DE DOS, ATENTOS CAMBIO,  siguen los aplausos, VAMONOS DE FRENTE, me llaman  Manolo y Peña, que pasa, ¡ ni se te ocurra parar el paso ¡ pero chiquillo, ¿ no estáis cansados ?, tu no pares que vamos muy agusto, termina la marcha y el cambio característico de este paso alargando la zancada, y otra marcha, cambio otra vez de costero a costero, más aplausos, llego a la esquina con la Roda Arriba, LA DERECHA ALANTE, LA IZQUIERDA ATRAS, otra marcha, cuando queráis paro el paso, no pares, tu sigue, pués VAMONOS DE FRENTE. Bueno PARARSE AHI, toco el martillo, el paso se arría, se oyen sollozos, nos han tocao siete marchas seguidas, esto no había sucedido nunca en Lora, esto si que es una chicotá oía, la gente me felicitaba y yo sin poder articular palabra alguna, emocionado, señalaba a ellos, esos héroes de la trabajadera que habían realizado la chicotá más bonita y larga que había visto jamás.

Porque no habeis querido que pare antes, hay fuerza ahí abajo, preguntaba, ¿fuerza ? somos capaces de hacerlo otra vez, que agusto hemos trabajado Caro, lo que hemos sentido aquí no se puede explicar, por nuestro Moreno Guapo, lo que haga falta.

 

MÁS DE UNA VEZ ME PREGUNTARON

QUÉ ES SER COSTALERO.

Y NO PORQUE NO SUPIERA,

SI NO POR FALTA DE TIEMPO,

NO ME PARÉ A RESPONDER A LOS QUE SABER QUISIERON.

SIN EMBARGO, QUIERO EXPLICARLO AHORA,

APROVECHAR ESTE ENCUENTRO.

QUIERO QUE TU BIEN LO SEPAS,

QUÉ SIGNIFICA SER COSTALERO.

COSTALERO TE PARE TU MADRE EL DÍA DE TU NACIMIENTO,

PORQUE POR TU SANGRE CHORREA

AQUELLA DE LOS QUE TAMBIÉN LO FUERON.

EL COSTALERO CRECE Y APRENDE

RODEADO DE MOMENTOS.

DISTINTOS PUNTOS DE VISTA

QUE ENRIQUECEN EL CONOCIMIENTO.

EL COSTALERO LES CUENTA,

A SUS HIJOS Y A SUS NIETOS,

SENTIMIENTOS Y VIVENCIAS

QUE VIVIÓ BAJO EL MADERO.

Y EL COSTALERO UN BUEN DÍA

SE DESPIDE DE SU CUERPO.

ESE CUERPO QUE LE SIRVIÓ DE ANDAS

AL HIJO DE DIOS, O A LA REINA DE LOS CIELOS.

LE ESTARÁ ESPERANDO A LAS PUERTAS

SAN PEDRO, QUE ES EL LISTERO,

PARA IGUALARLO EN SU

CORRIENTE, FIJADOR O COSTERO.

ENTONCES DESCALZANDO SUS ZAPATILLAS

SE INCLINARÁ DE RODILLAS

ANTE EL, EL VERDADERO,

PARA DECIRLE ORGULLOSO.

¡SI TÚ YA SABES DIOS MÍO,

LO QUE UNE ESE MADERO¡

Y ALLÍ ESTARÁ PARA SIEMPRE

OPINANDO EN LAS TERTULIAS,

CON OTROS, QUE AQUÍ EN LA TIERRA,

TAMBIÉN FUERON COSTALEROS.

Y CADA SEMANA SANTA,

DESDE EL BALCÓN DE LOS CIELOS,

SE ASOMARÁ PARA VER ORGULLOSO POR SUPUESTO.

COMO SU LINAJE SIGUE CRECIENDO,

SIEMPRE CRECIENDO. Y NO OLVIDAN TRANSMITIR

SUS GENES DE COSTALERO.

¡COSTALERO DE DIOS

O DE LA REINA DE LOS CIELOS¡

 

 

 

Compartir.